Lo más visto

martes, 19 de abril de 2016

Crónica del Triatlón Olímpico de Sevilla 2016 por Alicia Morales

Muy buenas corredaleras y corredaleros, estamos de enhorabuena ya que nuestra compañera Alicia Morales "Super Ali"estuvo en el Triatlón Olímpico de Sevilla que se disputó este pasado 2 de Abril y ha querido compartir su experiencia con una fantástica crónica que seguro os va a encantar, así que sin mas dilación os dejamos con sus palabras.

"En Enero decidí apuntarme a esta nueva aventura para juntarme con mis antiguos compañeros de entrenos y pasar un fin de semana haciendo lo que más nos gusta, ellos iban a hacer el medio Iron Man y yo me apunté al olímpico que al final fue algo más largo (1500 m nadando, 56 km en bici y 11 km corriendo).

Debido a un cambio de ciudad y de trabajo no tenía mucho tiempo ni ganas de entrenar, tampoco tenía entrenador ni un planning, además allí no conocía a nadie y todavía estaba recuperándome de la anemia que me había dado un poco de guerra.

Pasadas las Navidades salía a trotar muy suave porque mis energías estaban flojas, iba a nadar tranquilamente durante 45-50 minutos y daba algún paseo en  bici los fines de semana que hacía buen tiempo. Me costaba mucho arrancar, también echaba mucho de menos a mis compañeros y amigos que siempre tirábamos unos de otros para entrenar. 

En Febrero tuve semanas de altibajos, unas semanas entrenaba mucho con buenas sensaciones y otras no hacía prácticamente nada salvo el fin de semana, todavía estaba adaptándome a mi nueva vida.

En Marzo vi las orejas al lobo, sólo me quedaba un mes y me puse las pilas, entrenaba 5 días a la semana. Empecé a hacer tiradas largas corriendo alternándolas con series,  salidas en bici los fines de semana y la piscina sólo medio mes porque tuve una sobrecarga en el hombro.

La Semana Santa me ayudó a rematar mi entrenamiento haciendo un día de transiciones  (bici-correr) y  dos tiradas largas de mtb por un terreno exigente que me sirvió para darme cuenta de que mis fuerzas ya estaban a tope para afrontar el nuevo reto, gané seguridad.

Llegó el día y nos fuimos a Sevilla, alquilamos un apartamento para ocho y allí metimos todos nuestros trastos, madre mía que jaleo. La competición era el sábado por la tarde, ellos a las 15:30 y yo a las 17:00.

El sábado me levanté muy revuelta, destemplada y bastante nerviosa. Cuando llegué a por el dorsal había una cola tremenda y no avanzaba nada, era desesperante, allí todos eran muy profesionales, hablaban de cosas que yo ni entendía y llevaban unas bicis buenísimas. Menos mal que me acompañó todo el rato mi chico, el me tranquilizaba y me ayudaba con todos los trastos que hay que llevar en los triatlones. Me llamó mi madre poco antes de que empezara todo para decirme: “hija si te cansas te paras y lo dejas”, jajaja, las madres son lo más grande que hay en el mundo. Todo empezó 40 minutos tarde y yo ya estaba como un flan. Todos iban con neopreno, yo no veía a nadie sin el, quizá uno a lo lejos si que parecía ir solo con el mono. Yo decidí no ponérmelo, me lo habían prestado el día antes y no había probado nadar con él. La temperatura de fuera era en torno a los 19-20 grados y el agua del Guadalquivir quizá un par de grados menos.

Cuando salté al agua para dirigirme a la línea de salida donde estaban las barcas estuve a punto de darme la vuelta, el agua estaba congelada y del susto no podía ni mover los brazos para nadar, que frío coño! Luego pensé: venga que yo soy de Ávila, vamos!!! Me puse en la línea de salida en la parte de atrás para que no me pasaran por encima ya que no llevaba neopreno y estaba en desventaja, salíamos todos juntos, chicos y chicas. Había tres boyas, blanca, amarilla y roja. Había que hacer ida y vuelta, la blanca la veía y estaba más o menos cerca, las otras ni las veía, al igual que a mis brazos cada vez que nadaba, el agua era color café con leche y no podía ver mis brazadas. Tuve que amueblar mucho mi cabeza para no desesperarme. La vuelta hacia la zona final de agua se me hizo complicada, había un poco de oleaje, se me empañaron las gafas varias veces y me eché unos buenos tragos de ese agua marrón. Por fin logré terminar la parte del agua guiándome un poco por un chico que llevaba las mangas del neopreno fosforitas y era lo poco que yo podía ver.

Salí del río con mucha mucosidad de tanto tragar agua, no paraba de escupir. Fui al box a coger mi bici, todavía había varias bicis allí lo que significa que el agua a pesar de todo no se me había dado mal y aun había gente nadando detrás de mi.

El circuito de bici era muy feo y además nos añadieron km a última hora, al principio nos dijeron 50k, y me salieron casi 7 km más.  En el sector de la bici me adelantaron un montón, soy una tortuga con la bici, me dieron un buen repaso la verdad, tampoco me preocupa mucho, esto es un hobby y hay que disfrutar.  Me tomé dos barritas de cereales con casi una botella de aquarius y me sentó fenomenal. Se me hizo muy larga la parte de la bici, estaba deseando soltarla, además el recorrido era muy aburrido y nada llano, mas bien ondulado, con el asfalto muy irregular y nos hizo mucho aire.

Por fin solté la bici, allí en el box estaba mi chico otra vez, sólo verle allí me daba mucha fuerza, el me miraba como diciendo ¿dónde te has metido chica? la verdad es que fui de las últimas que acabó la bici, jajaja. Qué alegría dejar la bici y coger mis zapatillas de correr. Ahí empecé a pasármelo bien de verdad, hice los 11km muy fresca y disfrutando como una enana, me iba cruzando con mis amigos que estaban acabando su medio Iron Man, adelanté posiciones y terminé contentísima. Me sobraban las fuerzas y lo había conseguido, 4 horas y 6 minutos. Qué ataque de felicidad, no se puede describir con palabras.

Gracias a mis grandes amigos de Corredalea, a mis amigos de faena que se hicieron un medio iron man a lo grande, a mis amigos/as de siempre que me apoyan en todas mis locuras, a mi familia que se preocupa muchísimo y a mi chico que me acompaña a mis retos más difíciles sabiendo que llego siempre al final, jejeje. Todas estas personas son las que llevo en la cabeza cuando estoy metida en estos saraos. Os quiero."

Crónica escrita por la gran deportista y mejor persona Alicia Morales "Super Ali"

3 comentarios: