Lo más visto

jueves, 10 de diciembre de 2015

Don't stop me now (No me detengas ahora).

Que levante la mano a quien le haya pasado; sientes unas molestias vas al médico y zasca: “Señor deportista tiene usted que parar durante…demasiado tiempo”.

Si, lo sabes esto te ha pasado a ti y a todo hijo de vecino de este mundillo de locos en el que estamos ya que muchas veces nos toca pasar por taller o descansar la máquina pero claro está hay una gran, grandísima diferencia a parar por propia voluntad a que te paren.

Con esto quiero decir que el descanso es necesario y muchas veces por unas cosas o por otras nos tomamos un tiempo sabático elegido porque queremos o porque lo necesitamos pero la gran diferencia es cuando nos obligan a estar parados ya que cambia mucho el asunto, todo se torna oscuro, gris, el dolor se intensifica y nuestra cabeza empieza a darle vueltas a todo, es como enjaular a la bestia, la bestia que si descansa por cuenta propia está tan tranquila y sin estar rugiendo todo el santo día.
"Tú eres más importante que cualquier carrera o práctica deportiva"
No soy médico, seguro que hay explicaciones científicas como puede ser la disminución de producción de endorfinas y esas cosas pero lo que se es que te subes por las paredes porque al ser humano le fastidia que le prohíban las cosas, sobre todo aquellas cosas que le gustan y de las que disfruta, parece que esté hablando de una droga pero en cierta medida se asemejan bastante (salvando las grandes diferencias) y también nos produce un “mono” por abstinencia que se refleja en algunos de los siguientes síntomas:
  • Monotemitis: Solo puedes hablar de lo mucho que quieres salir a correr o montar en bici, no hay otro tema de conversación y pobre de aquel o aquella que te diga que tampoco es para tanto.
  • Irritabilitis aguda: Todo te sienta mal, especialmente cuando te duele mucho y ya han pasado varios días desde el comienzo de la lesión.
  • Masoquitis maximun: Ya que no puedes hacer deporte te flagelas mirando las carreras que no puedes hacer, los entrenamientos que hacen los compañeros, nuevos materiales y productos, etc. Si, somos así y lo sabes.
  • Ya verites cuando vuelva: Que pesados somos con el ya verás cuando esté bien, “no voy a parar”, “voy a empezar con un nuevo plan de entreno”, “esta carrera no me la pierdo”...
  • Michelinitis: Al dejar nuestra actividad muchas veces tendemos a aumentar nuestro peso, por eso es importante cuidar de manera especial nuestra alimentación en esos momentos de mínima actividad porque si no…no pararemos de quejarnos por esto también.

Hay muchas más patologías inventadas por nosotros referentes al parón obligado pero tampoco os queremos aburrir, lo que si queremos deciros es que vosotros, tú, eres más importante que cualquier carrera o práctica deportiva y no debes poner en riesgo tu salud por lo que escucha a tus médicos y físios ya que velan por ti.


2 comentarios:

  1. Parar es fácil, sobre todo si tu paras, y sabes dosificar para volver, lo difícil es estar parado y más cuando es obligado. Así que a veces es mejor parar, quie estar parado ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, desde luego es mejor parar que estar parado pero que difícil es no poder hacer lo que nos gusta.

      ¡Felices fiestas!

      Eliminar