Lo más visto

viernes, 21 de agosto de 2015

Análisis Garmin Forerunner 225

Hace poco tiempo Garmin presentó el Forerunner 225, su primer reloj GPS con pulsómetro integrado en el mismo dispositivo, es decir, sin necesidad de una banda pectoral para monitorizar la actividad cardíaca. 

Hemos tenido la posibilidad de probarlo y aquí os vamos a plasmar nuestras impresiones al estilo Corredalea, os adelantamos que nos ha gustado y sorprendido mucho.

Aspecto exterior y rendimiento

El Forerunner 225 presenta un tamaño muy comedido para un dispositivo de esta tecnología, cuentaGarmin ha optado por una carrea flexible en goma con doble hebilla que evita cualquier posible desplazamiento del reloj y una pantalla a todo color de 25,4 mm de diámetro con una resolución de 180 x 180 píxeles.
con unas dimensiones de 287 mm de ancho x 48 mm de alto x 16 mm de profundidad y un peso de 54 g. El ancho se ve un poco aumentado al contar con una goma que facilita el ajuste con nuestra muñeca e impide que entre luz e interfiera en la medición del pulso mediante los sensores ópticos. El diseño nos recuerda a su antecesor el 220, nos gusta y nos parece que se puede usar en cualquier momento. En este caso

Cuenta con una batería de Ión-litio recargable que nos rinde una autonomía de 4 semanas en formato ahorro y de hasta 11 horas según nuestras pruebas en formato entrenamiento (con pulsómetro y GPS activado).

Cuenta con un receptor GPS integrado de alta sensibilidad que nos permitirá comenzar nuestra actividad nada mas salir a la calle, sin esperas innecesarias que nos incomodan o desesperen, de verdad que es impresionante la rapidez con la que conecta.

El Forerunner 225 puede almacenar en su memoria hasta 200 horas de actividad pero no se os olvide pasar vuestras actividades a Garmin Connect , la plataforma virtual de Garmin en la que podréis registrar vuestras actividades, bajaros planes de entrenamiento, compartir tus carreras en las redes sociales y muchas cosas más, por cierto, podréis hacerlo mediante el cable USB o mediante conexión Bluetooth.

Antes de pasar al siguiente punto de este análisis nos vemos obligados a comentaros que este dispositivo cuenta con alertas tanto acústicas como por vibración, estas últimas muy útiles si no te apetece o te incomoda ir “pitando” en tus entrenamientos.

Funciones principales

Antes de entrar en detalle con las funciones hay que indicar que el Forerunner 225 no es un reloj GPS multideporte, está pensado para correr, no obstante podéis realizar otra actividad como MTB o trail y luego modificar en Garmin Connect el tipo de actividad, por ejemplo, al cambiar en la plataforma virtual la actividad de correr a bici de montaña nos cambiará la velocidad de km/min a Km/h.

Su principal función, la  cual supone la gran novedad de este dispositivo es la incorporación del pulsómetro en el propio reloj. Para realizar la monitorización cardiaca cuenta con un sensor óptico que proyecta luz en tu piel y calcula la cantidad de luz devuelta. Como existen pequeños cambios mientras la sangre bombea por la muñeca, el sensor detecta estos cambios y utiliza un sofisticado proceso de filtrado para determinar las pulsaciones.


Para facilitarnos los entrenamientos Garmin ha cargado de funciones su Forerunner 225, las pantallas de visualización de datos durante el entrenamiento son totalmente configurables, presentando 3 datos en la principal, por ejemplo, puedes poner distancia total, tiempo y ritmo. En el modo entrenamiento contarás con 3 pantallas las 2 primeras como te comentábamos son configurables, pero cuentas con una tercera que medirá tu intensidad cardiaca y te indicará en qué punto te encuentras mediante colores. Tú mismo puedes configurar tus umbrales cardiacos o dejar que el dispositivo los calcule según tu edad. Si te encuentras dentro de la franja en color gris, significa que te encuentras en tu zona de calentamiento,que comienza al 50 % de tu frecuencia cardiaca máxima; el azul es tu zona de ritmo suave (comienza al 60 % del máximo); el verde representa la zona de aeróbic (comienza al 70 % del máximo); el naranja es el umbral (comienza al 80 % del máximo) y el rojo es la zona de frecuencia cardiaca máxima, que comienza al 90 % de la frecuencia máxima a la que tu corazón puede latir.  

El Forerunner 225 también cuenta con la opción de activar el Auto Pause que detendrá el tiempo cuando estemos parados y con la función de Auto Lap que por defecto está configurado en 1 Km y nos permitirá saber cuánto tiempo hemos empleado en hacer cada vuelta.

Podemos configurar un ritmo al que queremos correr y el dispositivo nos avisará cuando estemos por encima o por debajo mediante avisos acústicos y vibración, pero si queremos darle una vuelta de tuerca más, como ya hemos comentado antes, podemos descargarnos de Garmin Connect sesiones de ejercicio personalizadas para conseguir un objetivo como un 10K, 21K, 42K… sin duda una muy buena opción para exigirnos un poquito más.

Y si eres un loco de las series, has acertado de lleno porque puedes realizarlas de manera precisa y configurarlas o descargarlas a tu antojo, ahora no hay escusas. 

Por cierto, también te calcula las calorías quemadas, sabemos que es un clásico, pero también tiene sus fieles seguidores, uffff, ¡lo difícil que es quemar un helado!

A todos nos gusta que nos recuerden las cosas que hacemos bien, por eso, como este cacharrito es muy listo nos guarda nuestros record como km más rápido, distancia más larga realizada...vamos, que
no se le escapa una.

Algo que nos ha gustado mucho y que funciona bastante bien es cuenta con un acelerómetro incorporado. De esta forma, capta datos relativos a la distancia y el ritmo cuando corres en una pista de interior o en una cinta de correr, sin necesidad de un podómetro aparte.

Para finalizar el análisis, es necesario comentaros que el Forerunner 225 también puede utilizarse como un dispositivo de seguimiento de actividad, cuenta nuestros pasos y las calorías quemadas a lo largo del día y si llevas con el culo pegado en la silla más de una hora te dirá que te levantes a dar una vuelta de dos minutillos para no caer en la rutina.

Conclusiones 

Sin duda el Garmin Forerunner 225 será un gran aliado en tus entrenamientos, compacto, ligero, con una gran batería, GPS de alta sensibilidad y la novedad más novedosa de este modelo, que es el primero de su clase de la marca estadounidense que lleva incorporado en el propio dispositivo el pulsómetro que nos libera de la banda pectoral gracias a su sensor óptico.


A nosotros nos ha gustado mucho, ahora te toca a ti.


Si no puedes esperar y quieres adquirirlo te dejamos un enlace donde lo hemos encontrado a buen precio Garmin Forerunner 225 - Reloj con GPS y pulsómetro deportivo  

No hay comentarios:

Publicar un comentario