Lo más visto

jueves, 23 de julio de 2015

Garmin HRM Tri y HRM Swim

Garmin sabe que te gusta la piscina, que te gusta no, que te encanta y más en los meses de verano cuando te metes y ¡uuuuuy que fresquito tan rico! Por eso te presenta sus primeros monitores de frecuencia cardíaca para emplear bajo el agua: HRM Tri y HRM Swim

Dos bandas creadas específicamente para ofrecer los datos más completos a los triatletas y los nadadores y, por tanto, ayudarles a entrenar mejorando sus objetivos cada día. Por ello, ambas cintas se han diseñado de manera compacta y ofrecen la máxima resistencia y ergonomía.

Ambas cuentan con una capacidad de almacenamiento de datos que alcanza hasta 20 horas durante la natación y estos pueden ser transferidos a un dispositivo compatible tras una sesión de entrenamiento, así como enviar la frecuencia cardíaca en tiempo real al reloj cuando el monitor se encuentra fuera del agua. 

 El Garmin HRM-Tri ha sido diseñado especialmente para triatletas, siendo el monitor de frecuencia cardíaca más pequeño y ligero de la firma y es capaz de realizar la captura de datos de frecuencia cardíaca durante cada disciplina del triatlón.

Al mismo tiempo, posee una cinta ajustable que se adapta fácilmente y bordes redondeados, además de suaves cubre costuras. Todo con el fin de aportar también el máximo confort cuando se utiliza fuera del agua. Además, Garmin HRM-Tri ofrece datos de dinámica de carrera como la cadencia, oscilación vertical y el tiempo de contacto con el suelo. 

El Garmin HRM-Swim cuenta con un diseño de banda única y antideslizante, es perfecto para memorizar la frecuencia cardíaca durante los entrenamientos en piscina. Compacto y resistente, la cinta se mantiene fija mientras nadas e incluso en los impulsos y no opone resistencia alguna en el agua. 

Esta banda almacena datos de frecuencia cardíaca bajo el agua y los envía posteriormente al dispositivo compatible. Incluso, es capaz de transferir la frecuencia cardíaca en tiempo real, así como resúmenes de los intervalos, durante los descansos, siempre que la banda y el dispositivo se encuentren fuera del agua.

La batería de ambas bandas es sencillamente reemplazable por los usuarios y ofrece una gran autonomía, por lo que pueden entrenar con ellas durante un período prolongado: 10 meses en el caso de HRM-Tri y hasta 18 meses cuando se trata de HRM-Swim

Por último, tras cualquier entrenamiento o carrera, los usuarios pueden analizar sus datos de frecuencia cardíaca en profundidad a través de la comunidad on line Garmin Connect  y Garmin Connect Mobile. 

Gracias a esta plataforma, es posible planear actividades y compartirlas, así como ver métricas detalladas de sus actividades, de los entrenamientos en piscina, incluyendo ritmo, brazadas, swolf, gráficos de la frecuencia cardíaca y mucho más.

Esperamos que os haya gustado y que lo tengáis presente en vuestros próximos chapuzones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario