Lo más visto

jueves, 11 de junio de 2015

Penurias y alegrías en 120 Km de MTB. Crónica de la BH Madrid-Segovia 2015.

BH Madrid-Segovia 2015Muchas veces se nos presentan retos deportivos que al pequeño o mediano deportista se nos antojan inalcanzables, uno de ellos era la MTB Madrid-Segovia 2015 con casi 120 Km y 2400 metros de desnivel acumulado positivo, ¡total nada!

Bueno, os vamos a contar nuestra vivencia en esta pedazo de carrera, comenzamos con la Crónica de la MTB Madrid-Segovia 2015, poneros cómodos porque solo de leerlo puede cansar.

Amanece pronto el día 6 de Junio, muy pronto, para ser exactos sobre las 05:30, ducha rápida nos vestimos y nos damos un buen desayuno, sin excesos que nos hagan sentirnos pesados pero que nos aporte una buena dosis de energía. Una parte de Corredalea se desplazará hasta el punto de salida en coche y otra en metro, buena experiencia la de ir en metro ya que nos encontramos con compañeros con los que intercambiamos opiniones y experiencias, vamos, las típicas batallitas del abuelo.

BH Madrid-Segovia 2015
Antes de saber lo que nos esperaba
La salida se dispone en tres cajones con sus tres horarios correspondientes, pro, open y popular, nosotros que nos debemos al pueblo, salimos en el cajón popular a las 08:30 y sin comerlo ni beberlo antes de llegar al Km 2 tapón que te crió de más de media hora, bueno, venga, vamos, toca remar y remar, reír y llorar.

Avanzamos poco a poco y entramos en una zona bastante rompe piernas subidas y bajadas en las que nos encontramos con alguna buena rampa que nos hace apretar los dientes. Pedaleando, pedaleando llegamos al primer avituallamiento situado en el Km 26, apenas paramos, recargamos un poco de agua comemos algo y seguimos.

BH Madrid-Segovia 2015
Momento pinchazo
El calor empieza a apretar cuando nos encontramos en una buena pista por la que rodamos rápido a lado de la vía del tren, nos encontramos con un tapón y la cosa cambia, ahora, el terreno pica para arriba, seguimos pedaleando tenemos fuerzas todavía y ganas de completar esta hazaña cuando…..
!pssssssssssh! pinchazo al canto, paramos y perdemos bastante tiempo porque entre las prisas y tal se nos complica el cambio de cámara, después de blasfemar en arameo y echarnos unas buenas
risas seguimos para bingo.

Llegamos al avituallamiento del Km 40 y cuál es nuestra sorpresa cuando nos indican que ¡no hay agua! Vaya tela, pero tela, tela…la organización nos indica que se ha acabado y que ahora traen, como os podéis imaginar la gente no está nada contenta, pero no es que no haya agua, no hay apenas nada, ni fruta ni nada y el personal encargado de ese punto tampoco es que facilite las cosas contestando no de la mejor manera a los corredores que preguntaban cómo es posible, queremos pensar que son cosas de los nervios y del directo. Preguntamos en el pueblo dónde hay una fuente ya que estamos secos y nos dirigimos a ella, pero en última instancia nos compramos unas botellas de agua en la tienda del pueblo, no somos los únicos que lo hacemos ya que no podemos perder más tiempo, en esta aventura acuática hemos perdido otros 20 minutos como poco.

A rodar, a rodar, a rodar… al poco de dejar el avituallamiento empezamos a subir por unas rampas muy cómodas pero que junto con el Sol de justicia nos recalientan mucho, esto empieza a dar problemillas a uno de nuestros integrantes, hacemos algunas paradas, comemos,  nos refrescamos, intentamos seguir pero finalmente en el avituallamiento del km 49 tiene que abandonar, una pena, nos despedimos sabiendo que se encuentra bien y nos vamos cabizbajos.

BH Madrid-Segovia 2015
Por favor que no me caiga
Entramo en una trialera muy divertida y bastante técnica entre ramos que nos hace olvidarnos un poco de que ya llevamos más de 50 km sobre las piernas y bastantes metros ascendidos.

Llegamos a Cercedilla Km 62, punto de inflexión para muchos, final para otros y mitad para otros tantos, pero eso sí, ¡paella para todos! Paramos el tiempo justo para comernos un buen plato, algo de fruta, estirar y corriendo que hay que salir del pueblo y cruzar el control a tiempo para poder seguir con la carrera, coño, coño, pues si que esté lejos el control, jajaja. Lo cruzamos y ahora empieza lo bueno, rock & roll no, esto es harcore del duro amigos.

Empezamos a subir al Alto de los Leones y las rampas se hacen interminables, no levantamos la cabeza de la pista, no queremos ver las rampas, solo aguantar el ritmo y seguir pedaleando. El calor es brutal por encima de los 30° y ojito a la cagada, no hemos visto agua en el avituallamiento y no hemos recargado como es debido, solo hemos visto las botellas que nos daban con la comida, por suerte nos encontramos con una fuente y podemos tomar un poquito de agua para afrontar el último tramo de los leones.

La verdad que desde que hemos comenzado la subida hemos visto a mucha gente refugiada a la sombra de las cunetas y bajando, es un mazazo duro ver estas situaciones ya que te hacen tocar la realidad a la que te enfrentas.

Por fin coronamos el Alto de los Leones y empezamos una bajada bastante técnica hasta que encontramos el avituallamiento del km 77, cargamos bien de agua, tomamos gel, barrita, y seguimos pensando ilusos de nosotros que esto ya estaba hecho.

BH Madrid-Segovia 2015
Viendo la luz al final del acueducto
Aproximadamente a partir del km 80 ya con todo el cansancio acumulado y con muchas ganas de llegar todo se convierte en un infierno, como diría John Rambo ¡Dios mío no siento las piernas! Muchos tramos que no son practicables nos toca empujar la bici cuesta arriba, bajadas empedradas que nos destrozan, subir rampas a dolor, bajarse de la bici otra vez, bajarse otra vez…pero seguimos, ¡ya estamos casi rozándolo!
     "A partir del km 80...todo se convierte en un infierno"
Últimos 5 kilómetros, entramos en éxtasis una buena pista rápida, por la que exprimimos las pocas energías que nos restan, al fondo majestuosa como un espejismo se presenta Segovia y menudo subidón señoras y señores entramos en la ciudad y solo nos queda rematar la faena y no caernos en las escaleras del acueducto, ¡por favor que no me caiga!, las bajamos, han venido nuestros seres queridos a vernos, la gente aplaude y eso señores no tiene precio, de verdad que no lo tiene, en un momento todas las penurias, dolores, cansancio,… desaparecen al cruzar la meta. 

BH Madrid-Segovia 2015
Tesoooooooro
Nos ponen nuestra medalla de Finisher, abrazos, choca esos cinco, alegría,
alborozo, foto conmemorativa y a comer algo que nos lo hemos merecido, por cierto, si llegas “tarde” te quedas sin masaje.

Esperamos que os haya gustado nuestra humilde crónica, a nosotros nos ha encantado poder participar codo con codo con buenos amigos, ha sido muy dura pero gratificante y siempre hay que pensar en mejorar.

¿Qué si participamos el año que viene? Bueno, todavía es pronto para saberlo, pero, la pregunta es ¿vas a participar tú?



5 comentarios:

  1. Vaya carrerazaaaaaaaaa!! Cansa solo de leerla. Es increíble que consiguierais hacer algo así. Mi mas sincera enhorabuena campeones!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias!!! La verdad es que fue toda una aventura!! Jejeje!!

      Eliminar
  2. Yo estuve por allí. Respondiendo a la pregunta de si volveré a hacer esta ruta... por supuesto que sí... pero no bajo esta organización. Será por mi cuenta organizando una buena quedada con mis compañeros...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, nos alegra haber rodado cerca tuyo,jeje. Esperamos que te haya gustado la crónica y que por lo menos un poco te hayas sentido identificado.

      Eliminar
  3. Muy buena. Creo que cualquier cicloturista se siente identificado con esta crónica. Saludos y a seguir pedaleando

    ResponderEliminar