Lo más visto

miércoles, 24 de junio de 2015

Las bicicletas son para el verano y el casco para todo el año

Aunque ya queda muy lejana y no es nada veraz tomaremos como cierta la afirmación del título teatral de Fernando Fernán Gómez de que “Las bicicletas son para el verano” a lo que añadiría “y los cascos para todo el año”

Efectivamente estimado lector,soy el  Barón VonRun y vengo a transmitirles mi malestar por una situación que vengo observando desde hace mucho, mucho tiempo, demasiado para mi gusto. Si usted es la mitad de perspicaz de lo que creo que es, sin duda ya se habrá dado cuenta de que lo que genera mi tedio es la falta del uso del casco en los aficionados al ciclismo ya sea de carretera o de montaña, igual me da, monta tanto, tanto monta.

Cada día en mi paseo matinal o vespertino me encuentro con múltiples individuos sudorosos, pedaleantes y jadeantes con una sonrisa en la cara, que uniformados de una manera muy peculiar cabalgan a lomos de unos caballos rodantes de aluminio hidroconformado y otros a lomos de rocines de carbono. Cual fue mi sorpresa, tanta que se me cayó el monóculo, que muchos de estos jinetes de dos ruedas carecían de un elemento en su indumentaria que se me antojaba imprescindible, casi con total seguridad podría afirmar que el único indispensable, si estimados amigos y amigas hablo del casco. 

Pese haber recibido la mejor educación y haber estudiado en las más prestigiosas universidades, no puedo evitar ante tamaña ofensa a la vida, instar a estos, llamémosles despreocupados ciclistas,  con frases tales como “!¿Ande vas muchacho?! ¡Ponte el helmet ya!”, “¡Si ya se yo que tienes la cabeza dura, pero más dura es esa piedra zanguango! ¡Ponte el helmet!” y así muchas otras que no puedo reproducir en este medio porque puede haber menores leyendo.
“!¿Ande vas muchacho?! ¡Ponte el helmet ya!”
Queridos amigos y amigas, por favor, se lo ruego, no me hagan perder más los papeles pues en mi posición social no está bien visto que ande gritando a todo descascado y persiguiéndoles por estos caminos del señor.

Sin más, se despide un servidor de ustedes y de las buenas maneras:

El Barón VonRun.

No hay comentarios:

Publicar un comentario