Lo más visto

lunes, 11 de mayo de 2015

Crónica IV Nocturna de Modúbar by Jabatos Running Club para Corredalea

Como en Corredalea somos muy majos y vamos haciendo amigos por todos los sitios, nuestros compañeros de Jabatos Running Club de Burgos nos mandan la crónica de la IV Nocturna de Modúbar ya que por desgracia nosotros no pudimos asistir, esperamos poder ir el año que viene ya que solo ver con que ganas nos lo cuentan...se nos hace la boca agua.

Bueno, no os hacemos esperar más y os dejamos con las grandes palabras que nos han brindado los Jabatos:


Si hay una prueba que está despertando cada vez más expectación en los preparativos y a la hora de las inscripciones -mejorando año a año el número e incluso desbordando las peticiones respecto del límite- en la zona Norte de nuestro país esa es la Nocturna de Modúbar de la Emparedada. Prueba organizada por el Club de Montañeros Modubeos, el Instituto para el Deporte y la Juventud de la Diputación de Burgos y el Ayuntamiento de Modúbar de la Emparedada.


La prueba que este año ha celebrado su cuarta edición ha ido creciendo de manera formidable en base al respaldo popular, el cariño y fenomenal organización que ponen en el general y en los detalles de la carrera y un formidable entorno natural por el que discurre.

La noche y la Vía Verde de la antigua línea ferroviaria Santander-Mediterráneo junto con los casi 2000 participantes de la edición de este año hicieron que el espectáculo de las luces de los frontales fuese una delicia para participantes y público que animaba tanto en la salida en Burgos como en el camino y en los pueblos que cruzaba.

Magnífica organización y espectáculo de luces, música, animación y actividades para toda la familia en la previa a la salida en el Museo de la Evolución de Burgos. Por delante el recorrido de 14,3kms en su mayoría llanos con un poco de subida en los kilómetros finales, que además ayuda a “la épica” de los participantes a la hora de contar la experiencia. En un primer momento, a las 21:45 salieron los participantes en la modalidad de canicross. A las 22:15 la cita y pistoletazo de salida fue para corredores y senderistas. Fenomenalmente indicado tanto por carteles como por megafonía se dispuso para que “los andarines” se situasen en la parte trasera y los que más ligero querían ir lo pudiesen hacer desde las primeras posiciones.

Animosa y ruidosa la salida de Burgos gracias a la gran cantidad de público y una charanga. Posteriormente disfrute del “silencio” de la noche animado por el ruido de las zancadas de los corredores y los ánimos de unos a otros según iban los kilómetros sucediéndose. Espectacular el paso por el túnel que antaño vio el paso de trenes y esa noche acogía el goteo continuo de corredores con sus frontales. Además la organización preparó la “sorpresa sonora” y al paso por el túnel se escuchaba un tren con su característico sonido y bocina que hizo que aún sabiendo que no era posible alguno mirase hacia atrás “por si acaso”. Igualmente en dos puntos del camino nuevamente se encontraban charangas que con sus canciones hacían sacar la sonrisa e insuflar un poco de fuerza a los que más justos de fuerza iban.

A la llegada del primer clasificado se dispararon fuegos artificiales que gracias a la orografía de la carrera podía ver los participantes que estaban por llegar, sumado al continuo “gusano de luz” la imagen aérea era fabulosa. Además la climatología, raro en estas tierras, se alió con la carrera y salvo algunos tramos con viento fresco la noche fue fantástica y la temperatura más que favorable.

Caluroso recibimiento por parte del pueblo de Modúbar de la Emparedada y sus vecinos y magnífico avituallamiento final en el pabellón. Cantidad, calidad y calidez para todos, más rápidos o menos, todos tuvieron para elegir entre bebidas isotónicas, frutos secos, dulces, gominolas, fruta fresca, etc. Sumado al servicio de mochilas entregadas en la salida y listas para ser recogidas con celeridad, generosa y original bolsa del corredor que año tras año sorprende por “lo útil” de sus regalos (este año tocó mochila y manguitos), servicio rápido y abundante de autobuses de regreso a Burgos; y organización y gestión impecable para la salida de coches del parking.

Siendo si cabe “lo menos importante” en una carrera como esta con tanto sabor y participación popular, reseñar la victoria en la carrera por parte de Eduardo Martínez del club SoloRunners Burgos Evolución.

De seguir “haciendo las cosas tan bien” por parte del Club Modubeos esta carrera va a ser un imprescindible ya no sólo en la zona, ya de hecho este año muchos participantes eran de provincias cercanas e incluso los había de Madrid, País Vasco, Cantabria, etc. Magnífica carrera que demuestra que haciendo las cosas con cariño, interés y buscando lo mejor para todos los participantes el resultado final sólo puede ser de una manera: genial y del gusto de todos. 

Muchas gracias a Jabatos Running Club por enviarnos la crónica, seguro que a los corredaleros y corredaleras les ha encantado.




Si quieres recibir todas las noticias y contenidos de corredalea.com directamente en tu mail para no perderte nada puedes suscribirte aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario